Argentina, porque siempre perdemos?.

Cuando nos preguntamos porque la Argentina no progresa al final del análisis siempre tenemos, invariablemente una sola respuesta. PERONISMO.

Un solo ejemplo para cuantificar el grado del daño ocasionado a la Nación por esta doctrina.
Vaca Muerta y la explotación del petróleo y del gas no convencional son la gran apuesta argentina. La apuesta a recuperar el autoabastecimiento y a jugar en las grandes ligas del mundo de los hidrocarburos. Es también la vía de entrada a inversiones tan cuantiosas como imprescindibles: este año unos US$ 2.300 millones y alrededor de US$ 3.300 el que viene.
Bueno, esta cifra, 5500 millones de dólares no llega a igualar lo que se lleva invertido en Uruguay en el negocio de producir papel para el resto del mundo.
Uruguay
Porque esta maravillosa inversión que en un primer momento estaba destinada a repartirse entre Argentina y Uruguay no vimos ni un mango. Simple. Perdimos esta increíble oportunidad por el desatino populista Kirchnerista apoyado en la doctrina Peronista.
Esta vez, la dimensión se llama US$ 6.000 millones: lo que se invertiría en total en Uruguay en tres años para otra planta de pasta de celulosa que apunta a ser una de las más grandes del mundo y que será hecha por los daneses de UPM, aquí más famosos con el nombre de Botnia.
papeleras
A parte de esta montaña de dólares que ingresan a Uruguay directamente en tres años, que más deja el negocio del papel por ejemplo en ¿Puestos de trabajo? Bueno la friolera de unos doce mil entre directos e indirectos. Uruguay aceleradamente tuvo que inaugurar dos Facultades nuevas de ingeniería Forestal para hacer frente a la demanda de las fábricas de celulosa. De estas escuelas egresan los técnicos que hacen funcionar toda la industria
Sobre el río Negro, la nueva súper planta producirá más de 3,6 millones de toneladas anuales y será la tercera en la otra orilla. Luego de Botnia los uruguayos construyeron Montes del Plata cerca de Conchillas, en el departamento de Colonia. Inaugurada en 2014, produce 1,5 millones de toneladas.

Da envidia. Con Uruguay compartimos una zona ideal para esta industria. Nosotros, mejor dicho el Perono-Kirchnerismo la hemos demonizado y con esta nueva planta ellos se convertirán en una potencia: tercer productor mundial de pasta. Brasil es el primero: ha construido cinco plantas desde 2012.
botnia
Porque las fabricas se instalan en Uruguay? Fácil, la primera se llama ventajas competitivas: el árbol que aquí en el litoral crece entre y está listo para el corte entre 7 y 10 años en Finlandia y el norte de Europa necesita entre 60 y 80 años. Y en el sur de Europa no hay lugar ni clima para plantar en forma industrial los pinos o los eucaliptus.
Tenemos excelente agua y sol y la forestación se hace en terrenos difíciles o imposibles para los cultivos. Pero lo más triste de todo, lo que das más bronca es que Néstor Kirchner transformo para siempre a toda la zona en simple productora de árboles, la verdadera producción y el 90% del negocio se quedaron del otro lado del rio. Exportamos miles de ton. de eucaliptos en bruto para abastecer las plantas de Uruguay. Un enorme negocio que se nos pasó por las narices por la necedad y la estupidez del populismo Perono-Kirchnerista.
Argentina
En Uruguay es una apuesta a muchos años y es una política de Estado que atravesó gobiernos de distinto color político. Se inició con la plantación de miles de hectáreas de eucaliptus y pinos hace 40 años. Las grandes inversiones llegaron no sólo por el clima de buenas lluvias y temperatura: incidió e incide el clima de seriedad en los negocios, un nivel de transparencia, no hay una sola denuncia de coimas en el negocio del papel, una administración prolija y por sobre todo porque del otro lado del rio no hay Peronismo.
Por otro lado y gracias al subproducto de la actividad (chips de corteza, ramas y otros residuos), cada una de estas plantas genera electricidad que supera sus necesidades en un 40% y que vuelcan al mercado eléctrico, mucha de esa energía Uruguay se la vende a la Argentina. El motor forestal de la economía uruguaya es una fuente tremendamente importante de divisas, algo que hace 15 años no existía y hoy motoriza además la construcción de infraestructura que no estaba en los planes de nadie. Uruguay hoy se perfila como un gran productor de casas prefabricadas de madera y abastece a toda Europa de otros elementos para la industria de la construcción.
Rio Uruguay
La Argentina siguió el camino opuesto. No hubo continuidad. Las coimas denunciadas por los finlandeses y daneses cuando se querían establecer las plantas de celulosa llegaban al 50% de toda la inversión. Fuimos a la Haya, perdimos de manera vergonzosa. Luego la discontinuidad se convirtió en calamidad cuando estalló el conflicto por Botnia que el kirchnerismo alimentó hasta niveles demenciales: proclamó los piquetes como una causa nacional.
Argentina, porque siempre perdemos?.
Hoy ya casi no se habla de Botnia, solamente miramos pasar los camiones cargados de troncos y desde que se probó que nosotros de este lado contaminamos el río mucho más que ellos del otro, la vilipendiada, despreciada y demonizada Botnia cumplirá diez años de producción generando una enorme riqueza de la cual vemos apenas unas migajas.
Otro tren más perdido. Eso sí: nadie nos puede negar que en politiquería y en chicaneo político estamos bien arriba en el mundo. En eso nos autoabastecemos gracias al Peronismo que en este caso concreto adopto la forma de Kirchnerismo.