Se suspendió el superclásico River-Boca en Córdoba

El superclásico River-Boca que debía disputarse el próximo martes 9 de junio fue suspendido.

Así lo confirmaron el presidente de la Liga Cordobesa de Fútbol, Emeterio Farías, y el presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Agustín Calleri.

"El encuentro fue suspendido y, en principio, se jugará el 10 de octubre", dijo el directivo cordobés que fue informado por el secretario de Guillermo Toffoni, el organizador del encuentro.

"Nosotros se lo veníamos diciendo hace mucho a la empresa organizadora que no se podía jugar el partido el día del paro. No era prudente jugarlo dadas las condiciones", aseguró Calleri.

El motivo por el cual se suspendió es por seguridad ya que este 9 de junio habrá un paro nacional y los gremios que se adhieren son UTA y Surbag, aunque no se descarta que se sumen más.

A pesar de que ya hay un antecedente de un partido disputado un día de paro nacional en un estadio Mario Kempes repleto (el ascenso de Talleres en 2013), la decisión de preservar la seguridad de todos los espectadores hizo postergar el encuentro.

De esta manera lo que para algunos iba a ser el partido del "morbo", tras el clásico suspendido por Copa Libertadores, finalmente no se disputará en Córdoba.

El encuentro se pasó, en principio, para el sábado 10 de octubre ya que ese fin de semana hay fecha Fifa por lo que no habrá encuentros oficiales de Primera División.