Crean diccionario de español Mexicano


"No tenemos que pedir permiso para usar nuestras palabras", afirma Carmen Valadez, una de la autoras. El diccionario recoge 25 mil palabras.

El Colegio de México (Colmex), una de las instituciones académicas más prestigiosas de Iberoamérica, ha plasmado el uso propio del español en la tierra mexicana en un diccionario que recoge 25 mil palabras.

Una de sus autoras, Carmen Valadez, doctora en Lingüística y Lengua Hispánica, explicó hoy a Efe que el trabajo rastrea el empleo de la lengua en el país y no los llamados mexicanismos. "En lo esencial coincidimos con todo el mundo hispánico", explicó.

El Diccionario del Español de México recoge las reglas gramaticales que rigen el uso del idioma en la República mexicana, distintas en algunos casos respecto a las de otras naciones hispanas, y cerca de 40 mil significados dados a las palabras.

Como ejemplo, Valadez remitió al término "chueco", cuyo uso en México está muy extendido y remite desde algo torcido en lo físico a prácticas poco legales. En España no tiene el mismo empleo, aunque en otros países latinoamericanos, como Cuba, tiene un uso similar.

Otra diferencia, añadió, es la manera de denominar a los sedimentos del café; lo que son "posos" en España, son "asientos" en México.

"No tenemos que pedir permiso para usar nuestras palabras", afirmó. El diccionario quiere "mostrar coincidencias y diferencias", pero no es un síntoma de separatismo idiomático.

"No entiendo cuando en un periódico mexicano nos quieren imponer "ordenador" por "computadora"", dijo Valadez a modo de ejemplo.

También se ha dado entrada a "algunos dialectalismos", pero no se ha hecho un compendio exhaustivo de estos porque sería un trabajo diferente.

La labor investigadora bebe de un trabajo que se ha ido haciendo desde 1973. Cinco personas, entre ellas Valadez, han permanecido ininterrumpidamente en el proyecto, en el que han tomado parte varias decenas de investigadores.

La dirección ha corrido a cargo de Luis Fernando Lara, también doctor en Lingüística y Lengua Hispánica.

Valadez consideró que las nuevas normas dictadas por las academias hispanas de la lengua aportan "confusión", al dejar que cada hablante decida, lo que supone una evasión de la "responsabilidad" de las instituciones.

Las 22 academias de la lengua española, incluida la mexicana, promulgaron oficialmente los cambios en noviembre durante la celebración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en México.

Allí aclararon, ante el revuelo suscitado por algunas filtraciones, que no se impondrá el uso de una denominación única para las letras, sino que se trata de guías optativas, sobre las que el uso en cada país prevalece y el hablante tiene la última palabra.

Lara criticó dicha disposición de "ridícula" y "poco seria" en enero en una entrevista publicada en México y ligó la influencia de las compañías multinacionales españolas a los cambios.

"Todo ese poder lo están dirigiendo las grandes empresas españolas como Repsol o Telefónica, pues para ellos el lenguaje es el mejor medio de penetración económica en Hispanoamérica", refirió al diario La Jornada.

"Los cambios que querían que hiciéramos, por ejemplo, decir "uve", en lugar de "ve chica" o "ve de vaca", es porque hay un banco español que utiliza en su nombre la "uve"", añadió.

El Colmex se fundó en 1940, a partir de La Casa de España, creada en 1938 por el entonces presidente mexicano, Lázaro Cárdenas, para acoger temporalmente a científicos, académicos y artistas exiliados en México por la Guerra Civil española.

Como institución universitaria, goza de gran prestigio en Iberoamérica y ha sido profusamente distinguida. En 2001 fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias en Ciencias Sociales, otorgado por España.

FUENTE