Elaboran el primer avión fabricado en su totalidad en Colom

fabrica

En 20 días un avión ciento por ciento fabricado en Colombia surcará los cielos colombianos. El T-90 Calima, el primer avión militar fabricado en el país por ingenieros y técnicos de la Fuerza Aérea será el primer paso de la institución para entrar en la carrera aeronáutica.

Esta aeronave de instrucción, en la que se entrenarán los futuros pilotos de combate y de la que en total se harán 25, reemplazará al T-34 Mentor, que tiene más de 35 años de uso.

La construcción de los aviones está prevista para finalizar en el segundo semestre del 2012 y la primera prueba fue el pasado 29 de septiembre. Cada uno tendrá un costo de 2.500 millones de pesos.
La fabricación

El T-90 nació en un hangar del Comando Aéreo de Mantenimiento (Caman), en Madrid (Cundinamarca), el primer trimestre del año pasado, con dos padres muy jóvenes: un teniente y una subteniente, ingenieros aeronáuticos graduados en Estados Unidos. En total, tres oficiales y siete suboficiales le dieron vida al avión, con la constante orientación del general Miguel Antonio Caro, director del Caman, quien ha sacado adelante este y otros proyectos.

Para su fabricación se construyeron dos talleres exclusivos y un horno (para curar las piezas), en los que se ha hecho cada parte con material compuesto por fibra de vidrio y carbono pre-impregnado. Las partes ensambladas no requirieron de tornillos porque fueron unidas con pegante y resinas.

En su interior, el Calima tiene dos pantallas de cristal en las que se visualizan datos del vuelo, radios de comunicación, instrumentación básica de alta tecnología y sillas para piloto e instructor. Además, el tren de aterrizaje es fijo. El modelo de la aeronave fue tomado de uno norteamericano, con los respectivos permisos.
El cinco de noviembre, día de la Fuerza Aérea, el presidente Santos la inaugurará oficialmente.
Hércules en reparación

Pero el T-90 no es el único aparato que está en pruebas por estos días. Caman tiene otro visitante y en uno de sus hangares hay más de 50 mil piezas regadas por todo el taller, que están en revisión.
Es el C-130 (Hércules) de matrícula 1004. El mismo que sacó a 80 colombianos en julio del 2006, del Líbano (medio oriente) en medio de los bombardeos israelíes. Su última hazaña fue hace ocho meses en Haití, a donde llevó comida y medicinas .

Pero ahora está en reparación, que por primera vez se hace en Colombia. El 1004, que tiene una capacidad de carga de 19 toneladas, entró hace siete meses al laboratorio y ya va en el 55 por ciento del mantenimiento.
A esto se suma el taller de helicópteros que se está acabando de construir y que permitirá reparar en los hangares del Comando Aéreo de Mantenimiento los motores de los UH-60 (Black- Hawk) de todas las fuerzas.
3 millones de dólares vale reparar un Hércules

La Fuerza Aérea le hace mantenimiento a estos aviones cada seis años fuera del país. En Colombia, se reducen los costos y se generan empleos.

El acuerdo con Brasil
Transferencia de tecnología aérea
Un grupo de ingenieros colombianos, que viajó a Brasil, será el pionero de la construcción de partes para los aviones Embraer.

Según el acuerdo pactado entre los dos gobiernos, la empresa brasilera construirá aviones Casa-390, con la ayuda de Colombia, que se encargará de fabricar las partes estructurales que tiene la cabina del avión.
Embraer también recibirá algunas partes fabricadas por Chile, Argentina, Portugal y Suráfrica, y la aeronave será integrada en Brasil. Según los cálculos, hay mercado de 600 aviones de este tipo para los próximo 30 años.

Fuente: http://www.eltiempo.com