Iba a una entrevista laboral y apareció semidesnuda y con 200 cortes en la casa de un ex militar
Ocurrió en la localidad bonaerense de Punta Alta. La mujer está internada grave. El hombre declaró que la sorprendió robando en su casa después de tener sexo

Apareció semidesnuda, lastimada en la casa de un ex militar Crédito: www.lanueva.com.ar
Una mujer fue rescatada de una vivienda de la localidad de Punta Alta por vecinos que, al oír gritos, decidieron llamar al 911. Al llegar la Policía la encontraron en el interior de la casa, ubicada en Pellegrini al 1500 y 17 de agosto, a 30 kilómetros de Bahía Blanca. Estaba semidesnuda y presentaba alrededor de 200 cortes en su cuerpo, quemaduras y hemorragias internas. Según la familia de la víctima, antes de salir había dicho que tenía una entrevista de trabajo.

El acusado es un militar retirado que al llegar el patrullero estaba deambulando por la cuadra, ensangrentado y en ropa interior. Declaró a la policía haber sorprendido a la mujer robando sus pertenencias, después de cenar y de haber mantenido relaciones sexuales.

El ataque tuvo lugar el viernes en la tarde. Pero aún es un misterio lo que pasó dentro de la vivienda. No hubo testigos y la mujer aún no pudo dar su testimonio. Está internada grave en el hospital interzonal José Penna de Bahía Blanca. Tiene asistencia respiratoria mecánica.

Su nombre es Analía Braun. Tiene 36 años y la última vez que hablaron con ella su mamá y su hermana la notaron contenta porque había conocido a un militar retirado que le había ofrecido trabajar en su casa.

Se trata de Pedro Soria, un ex suboficial de la Armada de 58 años. Él también debió ser internado en el hospital Naval por cortes en el abdomen.

"La hirieron con un cuchillo y una botella rota. La quisieron degollar. Está toda estropeada, le reventaron hasta la rodilla. Ni a un animal se le hace semejante daño. Este maldito malnacido dice que mi hija le quiso robar, pero la sacaron muerta de ese lugar y la revivieron en el Hospital", dijo la mamá de la víctima.

Ni ella ni Elizabeth, la hermana de Analía, creen que Soria pudo haber cometido el ataque solo.

La versión que el ex militar dio a la policía es completamente distinta: "Manifestó que cenaron juntos, tuvieron intimidad y, en un momento determinado, se dio cuenta que la mujer le estaba robando ropa de su ex esposa, fallecida", reveló un jefe de la fuerza.

Y añadió: "Dijo también que la mujer lo atacó con una botella rota y un cuchillo... Y que él se defendió con una plancha bifera y, tras quitarle el cuchillo que ella portaba, la agredió".

Efectivos de la Policía Científica encontraron en el lugar dos cuchillas de gran tamaño, y una película pornográfica que alguien había estado viendo en la habitación.